No es Kelly Curran una actriz de gran renombre, De echo, sus apariciones en el cine han sido bastante esporádicas. Eso sí, su último trabajo en la película Grizzly (2014) nos ha permitido disfrutar de su gran belleza, pues Kelly Curran no sólo tiene una cara preciosa, sino que su cuerpo es espléndido, en especial sus tetas que muestra en una escena de la película y que, a pesar de su pequeño tamaño, son de una belleza suprema.