Para Olga Kurylenko parecen no pasar los años. Desde que saltara a la fama gracias a ser la “chica Bond” en la película Quantyum of Solace, la bella actriz y modelo ucraniana no para. Se acaba de estrenar La Correspondencia, una película italiana donde Olga Kurylenko aparece desnuda. 

Habrá quien diga que ya no tiene el cuerpo de antaño y no le faltará razón. Sin embargo, cabe destacar que Olga Kurylenko tiene ya 36 años (35 cuando se rodó la película) y, además, acababa de ser madre. Yo la sigo viendo preciosa y sus tetas, que tras la maternidad se ven ligeramente más grandes, son realmente bonitas. Vamos, que se ha convertido en una bella MILF.