A estas alturas, ver a la cantante Rihanna desnuda, en topless o con transparencias más que sugerentes no sorprende a nadie. La banearon su cuenta de Instagram durante 6 meses por publicar fotos “obscenas”, durante el #Celebgate fue a una de las famosas a las que robaron fotos desnuda y tampoco pareció importarle y es habitual verla en pabellones viendo baloncesto o en eventos con ropas más que sugerentes. De todas formas, Rihanna es famosa, está buena y tiene siempre a una legión de paparazzis encima siguiendo sus pasos, por lo que cada poco seguimos teniendo buen material de ella y sus tetas. En esta ocasión sin embargo, no ha sido pillada desnuda, sino que ha posado en topless para rendir homenaje al diseñador Alexander McQueen. Una nueva alegría ver sus tetas, pequeñas sí, pero preciosas.