¿Estarías dispuesta a tener sexo explícito en un papel de cine convencional? A esta pregunta, el 99% de las actrices dirían que no. En las escenas de sexo, por muchos besos y sobes de tetas que veamos, no se pasa de ahí, salvo casos muy extraños. Pero mucho más extraño es que en la película veamos felaciones, masturbaciones y penetraciones. Pues esto es lo que ocurrió en Q Desire, donde Déborah Révy, no sólo se desnuda, sino que tiene sexo con su compañero de reparto.

Déborah Révy, por cierto, es una actriz francesa de 29 años, (24 cuando se rodó Q Desire) preciosa y con un cuerpo fantástico como podéis comprobar en las imágenes, adornado con unas notables tetas naturales. Tras su papel en esta película, ha seguido trabajando en el cine francés hasta nuestros días aunque, eso sí, de una manera mucho más recatada.