Para estrenar en Tetas Célebres a Heather Graham tenemos una extensa lista de desnudos, puesto que su larga carrera está repleta de ellos. Me he decantado por el que protagonizó en Suavemente me mata (Killing me softly) por el hecho de haber visto recientemente la película y por la gran cantidad de escenas en pelotas que realiza en ella.

Corría el año 2002, Heather Graham tenía 32 años, una belleza de la que ya había hecho gala antes (ella misma ha reconocido que le encanta su cuerpo) y unas tetas prodigiosas, cuya potencia en la treintena era asombrosa (más tarde pudimos comprobar que el paso de los años apenas afecta a su cuerpo).  Personalmente, me maravillan sus pezones, creo que son perfectos para sus pechos aunque, a decir verdad, Heather Graham es una de mis actrices favoritas… creo que las razones son evidentes.