Llegar a la cima no es fácil. De ello puede dar cuenta Brittney Shumaker. Brittney se hizo famosa posando desnuda, pero no en publicaciones conocidas, sino mostrando su cuerpo en fotos eróticas en redes sociales y webs de perfil bajo. Eso la ha valido para que se fijen en ella y ofrezcan trabajo, convirtiéndose hoy en una de las modelos más calientes de norteamérica. Tiene sólo 20 años y, con unos comienzos propios de una actriz porno, Brittney Shumaker ha llegado a posar en pelotas para Playboy, además de levantar admiración por sus fantásticas tetas naturales. Tiene un cuerpo envidiable, como váis a comprobar en estas fotos enb las que posa en topless, cuerpo del que dice sentirse orgullosa ya que “no tiene ningún tipo de cirugía”. Ni falta que le hace.