A pesar de ser una de las mujeres más bellas del planeta, la fama de Brooklyn Decker está bajando considerablemente. Posiblemente, el cambio de profesión tenga la culpa pues, si triunfó como modelo posando para Victoria’s Secret y sobre todo en Sport Illustrated, no podemos decir lo mismo como actriz, cuyas apariciones son esporádicas y no de la mejor calidad.

Quizá su mejor película fue la primera, Sígueme el Rollo, de la cual tenemos que hablar sin tardar mucho pero, a partir de ahí se hizo la oscuridad. Y eso que la carrera de la mujer de Andy Roddick no podía ir mejor, gracias a un espectacular cuerpo y sobre todo, a unas tetas naturales perfectas.

Tetas por cierto que ya nos ha enseñado en alguna ocasión Brooklyn Decker, siendo este posado para el fotógrafo Mark Squires probablemente el mejor de todos ellos. En él, comprobamos una vez más el tremendo atractivo de la famosa modelo y actriz estadounidense y la mágica forma de sus tetas, cuyos pezones son la guinda del pastel.