Cada día me gusta lás la marca de agua 138 Water. Si alguna vez se llega a comercializar por aquí, compraré una botella. Aunque sólo sea para aportar mi granito de arena a su publicidad. Y es que no hay nadie que haga nada por el estilo. Ya hemos visto a Charlie Riina con la botella en la mano y muy poca ropa, más tarde fue Jules Liesl quien cogió la botella en bikini y ahora ha sido Dalia Elliot, modelo norteamericana que incluso ha echo alguna que otra aparición esporádica en el cine. Dalia nos enloquece con unas curvas de vértigo y, aunque nos quedamos con las ganas de ver su culo y las tetas de una manera más nítida, sí que deja apreciar en algún momento un pezón y, sin llegar a verlas del todo, vemos lo sufuciente como para opinar de que sus tetas son una pasada, a pesar de que tienen toda la pinta de ser operadas.